viernes, 28 de agosto de 2009

Tiempo de Contratos

Mi llegada a Mendoza no hace otra cosa que mostrarme cuan enamorado sigo de ella. Como un alma en pena, tomo mis valijas y camino hasta la parada de taxis para volver a casa.
El chofer me llena de comentarios que no escucho y tampoco me importa responderle. Solo miro por la ventanilla buscando algunas piernas que se parezcan a las de ella, alguna esquina que nos haya encontrado a los besos o alguna cosa que me diga que no fue un sueño, que es real y que volverá de su largo camino que decidió tomar.
Me pregunto cuántas mujeres tendrán que sufrir su decisión. Cuántos labios pasarán por mi boca, hasta que reemplace todos sus sabores.
Quiero besarla, quiero abrazarla. Quiero sus palabras, sus enojos, sus iras.
Hoy tengo la libertad –o condena- de esperarla. Ya no puede decirme que me busque a otra porque no sabe que quiere, o mejor dicho que no puede estar con nadie, culpa de sus demonios.
Como le dije en la última carta, solo espero que cuando se canse de esos amores descartables, sepa donde encontrarme.
Tengo que pensar si tomo la decisión de esperarla, aunque nunca llegue, o bien olvidarla para encontrar en otra mujer, ese sabor tan exquisito que es el amor.
Mientras tanto, voy a llamar a la inmobiliaria para renovar el contrato. No quiero irme de este lugar.
Ni de su vida.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

No hay contratos a largo plazo, el amor es un contrato minuto a minuto. Se puede esperar detrás de una puerta cerrada, pero lo único que encontrarás es que un dia cuando despiertes la vida habrá pasado y seguirás solo. Siempre hay nuevas puertas, viejas puertas pintadas de otro color, hay que tomar la decisión de golpearlas a ver que sucede. ¿Como se te ocurre desperdiciar tu vida esperando? ¿Que pasó con el espiritu de aventura? El amor no es una decisión, es ¡un sentimiento que te sorprende!
Ponete bien y sali a sorprenderte. Paola

Pilot dijo...

Me cuesta tanto entenderte, te quedas en la queja y en la melancolía. Uy que aburrido!!!!1
Tiene razón Paola: ¿cómo se te ocurre desperdiciar tu vida esperando?.
Uno tiene que ir en busca de .......es la única manera.
Suerte, es lo único que te puedo decir si te quedas sentado esperando que vuelva.

fea dijo...

Pero hombre...!!!
Salga de copas y tumbe la chata... una buena curda !!! y a otra cosa.

La Vida en Rojo dijo...

Es tiempo de seguir adelante y dejar de estar pensado en lo que pudo ser...

Es tiempo de cambiar ese ánimo y salir a buscar nuevos horizontes, nuevos rostros, nuevas formas de ver la vida.

Es tiempo de aprender que los desamores y tristezas nos ayudan a madurar.

Sé paciente, ten confianza en vos mismo y, en el momento menos esperado, aparecerá un nuevo amor.

Un abrazo,
Gi

claudia dijo...

Salga a buscar accion y tendra historias moviditas que contar...queremos accion! vamos ELi
besos

GUSTAVO dijo...

ESTAMOS EN LA MISMA, Y MUCHOS TIENE RAZON, MUCHOS NO ENTIENDEN TAL VEZ ESOS PUTOS SENTIMIENTOS QUE QUEDAN AGARRADOS A UNO ,QUE SE TORNAN TAN DIFICIL DE DESPEGAR.
PERO AMIGO , ESO DE IR DE COPAS COMO DICE FEA, NO ESTARIA NADA MAL¡¡